miércoles, 9 de diciembre de 2009

¿Tienes mucho o poco vello púbico?

Empecemos por explicar por qué es importante el vello púbico. Además de protegerte contra las infecciones (atrapando las bacterias), el vello púbico reduce la fricción cuando mueves tu cuerpo, quiere decir, disminuye la posibilidad de que tu piel se roce o sufra alguna irritación. Otra de sus funciones es captar y esparcir las feromonas, olores que te vuelven sexualmente atractivo(a), y que son producidas por tu cuerpo. El vello púbico varía en cantidad, color, textura y grosor, así que sin importar dónde crezca, cómo luzca o como se sienta, tu vello es completamente normal. Si crees tener demasiado o que está muy esponjado, puedes recortarlo con unas tijeras de puntas redondeadas o depilar el área cuidadosamente con cremas especializadas… y si eres muy valiente... con ceras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario