lunes, 12 de septiembre de 2011

¿Qué es lo que le debes decir a tu hijo si lo sorprendiste masturbándose?

Qué tal un..."¡Ese es mi hijo!"

Aunque llegue a parecerte obviamente excesivo, será mejor que te sientes con él y le expliques el gran pequeño descubrimiento que ha hecho bajo su ropa interior. Tú ya has abierto la puerta -moderadamente, pensamos nosotros- a esta conversación. No se necesita hacer un drama de todo esto. Tan sólo explícale que tanto hombres como mujeres tienen una necesidad primaria de hacer que sus manos desaparezcan ocasionalmente para sentir placer, y hasta que no tenga la suficiente edad para conducir tu auto y encontrar alguna ayuda para esto, él deberá de hacerlo en su cuarto detrás de una puerta cerrada. Después, asegúrale que tú y su mamá establecerán una nueva política para llamar a la puerta, inmediatamente efectiva. Cualquier cosa que hagas, nunca digas "masturbación" más de una vez. Esa palabra fue diseñada para atemorizar a los infantes.