lunes, 5 de agosto de 2013

Contraté a una prostituta por Internet y creo que me enamoré de ella, ¿debo llamarla y decírselo?

Las sexoservidoras son como cualquier otra mujer, sólo que tienen un empleo socialmente reprobado. Sin embargo, no es fácil para un hombre aceptar que su mujer reciba honorarios por acostarse con otros. Existe un fenómeno común que surge en muchos hombres cuando depositan su afecto en una prostituta debido a soledad o falta de contacto con otras mujeres. En ocasiones, provocan sentimientos de compasión en sus clientes por el viejo estereotipo de 'la mujer buena que cayó en el lodo por una vida dolorosa', este síndrome 'Pretty Woman' surge porque aviva la necesidad de brindar protección en los hombres. Analiza por qué tienes esta reacción pero especialmente si podrías tener una relación sana con alguien con un presente tan complejo.

Cuando me excito, mancho mi pantalón con una gotita de humedad, y todos lo notan. ¿Esto no es normal?

Una parte de tu respuesta sexual es producir ese líquido pre eyaculatorio. Cuando tu pene está erecto y la excitación aumenta, este se libera en pequeñas cantidades. La emulsión aumenta conforme el contacto sexual avanza; sin embargo, a veces también ocurre sin que exista excitación. Esto es absolutamente natural. Pero a algunos les sucede que aun sin estímulo físico continúan segregándolo. Es algo natural sobre todo en la adolescencia. Imagino que es incómodo ya que este líquido viscoso y transparente mancha la ropa cuando se ha emanado una cantidad considerable. No es algo que puedas evitar porque una vez excitado, detener el proceso es casi imposible. Te sugiero que utilices ropa interior de algodón y un poco gruesa para hacerlo menos notorio.

Mi esposa está embarazada pero yo nunca he eyaculado dentro de ella. ¿Me habrá sido infiel?

El método del coito interrumpido es uno de los menos eficientes para evitar un embarazo. Aunque no eyacules dentro de su vagina, desde que te excitas produces líquido prostático y seminal donde hay almacenados espermatozoides maduros, vivos y capaces de fecundar aunque en menor cantidad que en una eyaculación. Por otro lado, según un estudio de Masters y Johnson, el tiempo que transcurre entre la sensación inminente y la salida del semen es de dos a tres segundos. ¿Crees tener tanto control para que ni una gota haya salido cuando aún la penetrabas? Recuerda que sólo se necesita un espermatozoide para que un bebé comience a formarse. En vez de hacerte ideas tontas, disfruta de la próxima llegada de tu hijo y compártelo con tu esposa. Ambos están embarazados, no sólo ella.